Seleccionar página

Ha costado trabajo pero después de un buen rato esperándolos, dejándose ver pero sin atreverse a entrar en el posadero que pusimos la semana pasada por la presencia del hide, casi a las dos horas empezaron a posarse y me dieron una alegría durante un buen rato, tanto que me costó salir del hide porque no se marchaban 😀

Algunas mas en la galería