Seleccionar página

En Julio pasé unos días en Almería y allí quedé una tarde con un par de chicas para hacer unas fotos, todo preparado, la idea, la localización los accesorios… todo controlado menos el viento y los dueños de las alpacas de paja en las que tenia que realizar la sesión de fotos (al menos parte de ella) que decidieron llevarselas justo un rato antes de que pudieramos hacer las fotos, hubo que improvisar en el lugar en el que nos citamos y no fue del todo malo el resultado.