Evidentemente no soy de los que puede mantener el ritmo durante el viaje, la verdad es que el ritmo es fuerte, comenzar a las 7 de la mañana, y terminar a las 10 de la noche, cuando llegas al hotel y descargas las fotos, a la cuarta que ves, te quedas frito en la cama, de modo que al final y como siempre pasa, las fotos una semana despues.

Voy a comenzar la serie con algunos paisajes de Escocia, la que para mi era una gran desconocida y a la que seguro se le puede sacar mucho mas partido. No soy fotógrafo paisajista pero la verdad es que lo tuve relativamente fácil.