Despues de un agradable vuelo con Ryanair.com y despues de llegar con nada menos que 45 minutos de antelacion (el teclado belga no tiene acentos), si 45 minutos antes, debieron poner el turbo al avion, que viajo a una media de 930 km\h (datos del GPS 😉 ) llegamos al aeropuerto de Hahn, cerca de Frankfurt, Alemania. Alli recogimos el coche, un WW, no era el que teniamos reservado con la compagnia (repito, el teclado belga no tiene ni egnes ni tildes y no recuerdo el codigo ascii de la egne 🙂 ) Hertz, en cualquier caso un buen coche, servicio rapido y sin problemas, llegamos al coche, pusimos el GPS de mi nueva HTC recien comprada ayer mismo y pusimos la direccion del hotel en Bruselas.

Alemania nos dio una impresion realmente buena, pueblos realmente bonitos y tremendamente fotogenicos, tendremos que regresar para visitarla detenidamente, y no solo de paso.

Sobre las 9.30 y tras unos 370 km recorridos tranquilamente llegamos al hotel, realmente bueno donde nos atendio una espagnola que nos facilito una habitacion con vistas a la plaza de la iglesia (espero poner fotos pronto, pero este ordenador no tiene posibilidad de descargarlas).

Recorrimos un ratillo la ciudad y cenamos (Norma mejillones picantes, muy picantes) y a eso de las 12.30 estabamos de regreso en el hotel, magnana mas cosas desde Bruselas.