Hace meses que buscaba un Hide para sustituir el apaño que estaba utilizando en mis sesiones de naturaleza para fotografiar pájaros, por fin encontré unos que se adaptaban a lo que yo quería, no muy grande, que fuera suficientemente cómodo, lo mas fácil de transportar posible y de montaje/desmontaje rápido y cómodo. Por supuesto de un precio aceptable. Bastantes cosas y algunas incompatibles entre si para los que han buscado y buscan hides.
Por fin me decidí por uno en una tienda en EEUU Cabelas especializada en cosas de caza, una silla hide para una persona (Chair Blind). 70$ que con otros 40 de portes se ponia en unos 110$, como 70€, lo que entraba perfectamente dentro del presupuesto que tenia previsto para esto (algo menos).
Esta mañana recibí el paquete por UPS, lo que desafortunadamente significa que pasó aduanas, es conveniente que los envíos de EEUU sean por USPS (por correos) que tienen menos posibilidades de que pase aduanas con lo que ello significa, exactamente 36€ entre aranceles, IVA y la gestión de los sr. de UPS, con lo que al final salió en 100€ el chisme, que tampoco esta nada mal, sobre todo cuando lo abres y ves lo que has comprado (la eterna duda del comprador por internet).

El hide viene en una caja de un tamaño considerable, no se han molestado ni en envolverlo, de hecho la caja viene en un estado bastante lamentable, pero al ser algo de tela no me preocupé demasiado.

Pues vamos con la Review.

Para hacerla me fui al campo, al lugar donde intentamos (de momento sin resultados) fotografiar al martín pescador y desenfundé el hide y el trípode, que a partir de ahora compartirán funda pues es bastante amplia para llevar ambas cosas, un bulto menos.

a href=

Como veis no es demasiado grande y el peso es bastante aceptable, la bolsa tiene una cinta amplia y bastante ancha con lo que llevarlo no resulta excesivamente incomodo.

Una vez abierto, lo que es tan fácil como soltar un enganche, abrimos la silla y queda algo así:

tirando de uno de los arcos que quedan atrás, y en cuestión de segundos, tenemos el hide montado, sorprendentemente rápido. Un par de vistas del Hide montado. Es un muy buen camuflaje para este entorno, me faltó hacer una foto mas a rás de suelo para que se pudiera «ver» mejor el efecto, pero es bastante bueno.


Uno de los inconvenientes que le veo si no el único de momento es que la ventana queda demasiado abierta para la altura a la que debe quedar la cámara, por lo que se hará necesario colocar algún tipo de tela que cubra el hueco que quedará, en cualquier caso casi mejor así porque de esta manera pondré una malla del estilo a las que tienen las ventanas (ahora las veremos) que permiten ver desde dentro del hide sin afectar demasiado el camuflaje.

Este es el interior, la tela es una especie de plástico (ideal para pasar calor en esta época) pero en invierno seguro que la lluvia no le afectará 🙂

Uno de los detalles que mas me han gustado es que el sistema de cierre de las ventanas interiores es por imanes, muy efectivo y silencioso, todo lo contrario a los velcros a los que solemos estar acostumbrados.

Son cuatro las ventanas laterales, dos a la izquierda y dos a la derecha, con lo que podemos abrir algunas para tener visión y aire en caso de necesitarlo, la malla de las ventanas (tipo antimosquitos) tiene el mismo color de camuflaje que el resto, por lo que si no entra mucha luz dentro casi seguro que mantendremos un nivel de camuflaje bastante aceptable. Además las ventanas son amplias, con lo que la sensación de encierro es menor al abrirlas de vez en cuando si lo queremos.

Aquí veis el exterior con las ventanas abiertas para que os hagáis una idea del efecto que os comento. Desde dentro la visión es realmente buena.

Otro detalle curioso es el posavasos que tenemos en la silla, lo que se agradecerá en estas tardes calurosas con una botellita de agua fresquita (procura tener una botella medio llena de agua en tu congelador, rellenala y tendrás agua fresca bastante rato 😀 ).

Las dos siguientes fotos son con el trípode y el 70-200 montado y una vista desde atrás.

También podemos encontrar un par de bolsillos, en uno de ellos hay varias piquetas para clavar el hide en caso de necesidad. Son buenos para meter el bocata, o cualquiera de los accesorios que necesitemos, que nunca son ni pocos ni bastantes jeje.

Por último os pongo un autorretrato muy cutre, que los 10 seg. del auto disparo y tener el 70-200 no son muy compatibles, no me daba tiempo a cerrar ni a colocarme bien pero os podéis hacer una idea mas aproximada del tamaño.

Ahora sólo queda saber si resulta efectivo y cumple su misión, pero eso tendré que comprobarlo otro día, que ya se hacía tarde y la luz no servía, además en el rato que estuve alli no pasó el puñetero martín, por lo que debe estar en otro lugar donde el agua abunde mas que en esta cutre charca, resto del río.

[youtube 7zoyTA86EqY]